Atrapan a tres estafadores en la city bancaria

28 de Julio de 2020 Compartir: Facebook Twitter


Tres conocidos estafadores que operaban con la modalidad del “cuento del tío” en la city bancaria fueron atrapados este lunes por los efectivos de Patrulla Urbana cuando circulaban en automóvil por calles Chacabuco y San Lorenzo del microcentro capitalino. Se trata de dos hombres, de 63 años, y una mujer, de 36.

“Hace días veníamos trabajando con antecedentes de este tipo de situaciones en la city bancaria y teníamos pistas firmes sobre estas personas que se dedican a engañar a otras con el “cuento del tío”. Por ello se pidió la colaboración de efectivos de Patrulla Urbana, que finalmente los atraparon en calles Chacabuco y San Lorenzo”, informó Juan Ibáñez, Jefe de Zona I de la Unidad Regional Capital (URC).

“Se trata de conocidos estafadores, denominados “boteros”, quienes se movilizaban en un automóvil marca Fiat Argo, color rojo. Ellos aprovechan la inocencia o el descuido de ciudadanos como jubilados para estafarlos. Fingen haber encontrado un fajo de dinero y le proponen a la víctima dividirlo, o le piden el dinero que tienen en su poder a cambio de ese fajo. A simple vista parece un fajo de gran cantidad de dinero, pero arriba tienen un solo billete y el resto son papeles inservibles”, explicó el Jefe de Zona I al explicar el modus operandi que utilizan para defraudar a los ciudadanos.

En el procedimiento hallaron varios paquetes denominados “Bota” que simulaban ser fajos de billetes. Uno de ellos tenía encima un billete de un dólar; dos, un billete de mil pesos, pero el resto eran papeles sin valor, mientras que otro tenía 42 billetes de cinco pesos (ya no tienen circulación legal).

Los tres aprehendidos tienen antecedentes y fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Delitos Complejos de la II Nominación.

Por último, Ibáñez recomendó a los ciudadanos que acudan inmediatamente al personal policial cuando alguien se les acerque diciéndoles que encontraron una cantidad importante de dinero y pretendan compartirlo a cambio de su propio dinero.