Casi 200 denuncias y 12 tobilleras se colocaron por Violencia de Género

3 de Mayo de 2021 Compartir: Facebook Twitter


En el marco de un plan específico del Ministerio de Seguridad y la Policía de Tucumán para dar respuestas ante los casos de violencia de género, la División de Violencia de Género trabaja constantemente en conjunto con la justicia para concretar medidas judiciales y otros procedimientos. Durante el mes de abril, la unidad especial a cargo del Director General de Trata de Personas y Violencia de Género, Julio Fernández, recibió casi 200 denuncias y concretó la colocación de 12 tobilleras electrónicas a acusados de diferentes puntos de la provincia.

“Los dispositivos electrónicos duales consisten en la colocación de una tobillera al sospechoso, conectada remotamente a un dispositivo que se le entrega a la denunciante. Este tipo de mecanismo se aplica principalmente en casos de amenazas, que en los más graves llegan a ser amenazas de muerte y muchas veces con armas de fuego. La distancia mínima es dispuesta por el juez y el artefacto es monitoreado durante las 24 horas mediante GPS directamente desde el Sistema de Emergencias. Si el acusado se acerca violando la restricción, se dispara una alarma en el 911 y se da intervención policial”, explicó Fernández y detalló que hasta la fecha se han colocado 132 dispositivos, de los cuales 72 están activos.

 

 

Además de la colocación de pulseras, en los últimos treinta días la unidad especial recibió y trabajó en un total de 194 denuncias, radicadas en la división, en la Oficina de Violencia Doméstica y en otras dependencias. Como resultado de esas y otras denuncias, se concretaron nueve detenciones, cinco exclusiones del hogar, más de 50 prohibiciones de acercamiento y se secuestraron dos armas de fuego.

“La Dirección lleva adelante un trabajo interdisciplinario, con la Oficina Legal de Atención a la Víctima, en constante intercambio de información con el Centro Judicial Capital y en trabajo conjunto con la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAIF). En ese sentido, se lleva adelante el rescate de menores de edad que viven en situaciones de abuso, maltrato o violencia familiar, y que asistidos y luego reubicados por la DINAIF”, señaló.

 

Esta unidad especial de la Policía de Tucumán cuenta con un equipo interdisciplinario de abogados, médicos y psicólogos que pertenecen a la fuerza. A lo largo de abril, realizaron 142 informes de riesgo, informes socioambientales, traslados, audiencias de detenidos, entre otros. Este equipo asiste, asesora y realiza el informe de cada víctima que denuncia en la base de la unidad y en otras, para atender y evaluar la problemática específica de cada persona que pide ayuda.