Cercado por la Policía, se entregó por matar a un joven

24 de Junio de 2020 Compartir: Facebook Twitter


Acorralado por los intensos operativos en su búsqueda que realizaron anoche los efectivos de la Comisaría 13 y del 911, el acusado de dispararle en la cabeza a un joven de 18 años se entregó en horas de la madrugada en la dependencia policial acompañado de su abogado. De esta manera, el presunto homicida quedó aprehendido a disposición de las autoridades judiciales investigativas.

Se trata de un hombre de 31 años que se había dado a la fuga tras el fatal desenlace por lo que los efectivos de la Unidad Regional Capital iniciaron una intensa búsqueda que terminó en su aprehensión.

El hecho en el que perdió la vida Marcos Antonio Guerra, ocurrió en calle Bernabé Aráoz al 3.800, en la vereda de su domicilio del Barrio Miguel Lillo. “La muerte del joven ocurrió en el marco de una pelea familiar”, explicó el Jefe de la División Homicidios, Diego Bernachi.

Según las primeras averiguaciones realizadas por personal de la Comisaría 13° y la División Homicidios, el joven fue increpado con una carabina por la pareja de su prima, quien vive en la casa de al lado. “En medio de la discusión, se le habría escapado accidentalmente un disparo que impactó en la cara de Guerra, provocándole la muerte”, detalló Bernachi.

Apenas tomaron conocimiento de lo ocurrido, efectivos policiales a cargo del Comisario Ricardo Gallardo, Segundo Jefe de la Comisaría, iniciaron la búsqueda del sospechoso de 31 años, que huyó llevándose el arma homicida.

Tras poner en conocimiento a la Fiscalía de Homicidios de la I° Homicidios, la unidad especial a cargo de Diego Bernachi tomó intervención y realizaron las pericias, tomaron los testimonios y las medidas necesarias para dar con el paradero del presunto homicida.