Combaten incendios de montaña en el sur tucumano

7 de Octubre de 2020 Compartir: Facebook Twitter


El Comité de Emergencia de la Provincia informó que continúan las tareas de combate del fuego por tierra y aire en zonas de alta montaña en el límite entre Tucumán y Catamarca donde se registró el incendio de pastizales en Escaba, Cumbre de Narváez, zona baja de Yánima, EL Sacrificio, San Ignacio y cerro Kiko, lindero al dique Los Pizarro.

Estas acciones se desarrollan por disposición de la presidente del Comité de Emergencias y secretaria General de la Gobernación, Silvia Pérez.

El subdirector de Defensa Civil, Ramón Imbert, explicó que desde el lunes pasado se desarrollan  labores en Yánima, San Ignacio, El Sacrificio, Escaba y cumbre de Narváez, que lindan con la vecina provincia

El funcionario comunicó que, de acuerdo a directivas del gobernador, Juan Manzur,  para atender las exigencias de la labor, aviones hidrantes de uso agrícola y forestal contratados a empresas locales, se unirán en las próximas horas al aeroplano de Plan Nacional de Manejo del Fuego -que estuvo operando en el área de Escaba desde el fin de semana- para atacar las llamas en los cerros. Para ello, operan desde una pista aérea habilitada en Los Varelas, Catamarca.

A su vez, se dispuso en territorio brigadistas forestales de distintos cuerpos de Bomberos Voluntarios de Concepción, Aguilares y de distintos ciudades tucumanas, personal de Parques Nacionales, de la Municipalidad de Alberdi, como personal de las comunas de Yánima, Escaba, El Sacrificio y San Ignacio. 

A su vez, desde Catamarca, personal de Bomberos Voluntarios de esa provincia como de la localidad de Balcozna trabajan desde el otro frente para extinguir las llamas.

San Javier

Personal de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, Guardaparques y de la comuna de San Javier sostiene las guardias de cenizas para prevenir nuevos focos en las sierras. En el lugar se registra fumarolas pasadas las 16, cuando sube la temperatura ambiente y baja la humedad, producto del fuego subterráneo. Se calcula que en los próximos días los puntos ígneos se encuentren extintos. El personal, a través de cisternas, riega el terreno y remueven material a fin de evitar caídas de cenizas hacia zonas más bajas. Además, los aviones hidrantes se encuentran en guardia pasiva en el Aeroclub Tucumán de Yerba Buena para apoyar las acciones desde el aire de ser necesario.