Con dinero de escruches habían hecho compras por $2 millones

8 de Abril de 2021 Compartir: Facebook Twitter


Numerosos televisores y una gran variedad de electrodomésticos, ropa y calzado de primera marca, bicis de alta gama, una motocicleta 0 kilómetro, armas y muchos otros elementos, conformaron un botín por el valor de más de dos millones de pesos, secuestrado este miércoles en la zona sur de la capital en el marco de una investigación por escruches.

Personal policial de la Unidad Regional Capital irrumpió durante la madrugada en diez domicilios con sofisticados sistemas de seguridad con cámaras, alarmas y muchas comodidades en Barrio Victoria. Allí, residirían personas vinculadas a la investigación llevada adelante por la Comisaría 1°, a cargo de Alfredo Díaz, junto a la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos II°, a raíz de una denuncia radicada en marzo por una familia a la que le robaron más de dos millones de pesos cuando no se encontraban en su domicilio.

 “Los elementos secuestrados en las medidas realizadas, fueron adquiridos en fechas posteriores al robo y en total suman aproximadamente más de dos millones de pesos, por lo que habrían sido adquiridos con el dinero sustraído”, informó el comisario Díaz, que trabajó en conjunto con Sergio Giménez y Cristian González.

“Se secuestraron más de $40.000 en efectivo, dos armas de fuego, municiones, numerosos televisores, termotanques, aparatos de aire acondicionado, ropa y calzado de primera marca, varias bicicletas de alta gama, una motocicleta adquirida recientemente y prácticamente todos los elementos para abrir una peluquería. Además, se secuestraron los tracks de filmación de las cámaras de seguridad”, detalló Díaz, tras los allanamientos realizados con colaboración de Grupo CERO e Infantería, bajo la supervisión del Jefe de la Unidad Regional Ricardo Fresneda.

“Aun nos encontramos en plena etapa investigativa y analizamos todos los elementos de prueba que se reunieron hasta ahora para avanzar según las directivas del fiscal Pedro León Gallo. La banda que investigamos se dedicaría exclusivamente a ingresar a las viviendas en ausencia de sus moradores y robar así grandes cantidades de dinero, para después adquirir artículos, artefactos e indumentaria de alto valor”, señaló el comisario.