Cuadrantes de Patrulla: vecinos de Floresta destacan la disminución de delitos

29 de Abril de 2021 Compartir: Facebook Twitter


Desde que se implementó el Programa Cuadrantes de Patrulla en el Barrio Floresta, sus habitantes aseguran que pueden caminar tranquilos por la zona y disminuyeron significativamente los arrebatos. Esto es lo que manifestaron los vecinos que se reunieron este miércoles con el  Subsecretario de Seguridad, José Ardiles, y Jorge Mastafá, responsable del Programa.

Los funcionarios visitaron el barrio para escuchar sus inquietudes y opiniones sobre la marcha de este auspicioso proyecto impulsado por el gobernador Juan Manzur y el ministro de Seguridad,Claudio Maley, para disminuir la violencia y los delitos en la provincia.

Nos satisface las manifestaciones de los vecinos porque este programa está hecho para articular con ellos, generar una relación entre la policía y la comunidad. Nos reconforta que reconozcan este trabajo. El programa avizora un buen futuro, estamos trabajando para proveerlo de más recursos humanos y logísticos”, destacó Ardiles, quien recordó que “la esencia y prioridad del programa es que los vecinos se sientan contenidos y que sus inquietudes sean resueltas”.

“El barrio se normalizó muchísimo, consideramos que es un éxito este programa porque ahora los vecinos nos sentimos más seguros. Ahora podemos salir caminando  a tomar un colectivo en la avenida, antes solamente se podía salir desde la casa en un taxi. Hay policías en cada esquina, que patrullan y dialogan con los vecinos. Ellos son muy serviciales, están en alerta constantemente y ya no se ven casi arrebatos”, dijo Jorge Pérez, quien se mostró conforme con el funcionamiento de este programa.

 

Marisa Quinteros, vecina de las calles Piedras y Güemes, también contó su experiencia. “Estamos contentos por la presencia policial. Yo sufrí un intento de robo con un arma de fuego, tuve un susto muy grande, pero desde que está la policía ya no ocurren estos hechos, dejaron de circular motos y hay menos arrebatos.  Los vecinos nos sentimos más seguros porque se respeta el uniforme de los policías que están parados en las esquinas y si tenemos alguna inquietud  podemos recurrir a ellos”, sostuvo.

Luis Polac, otro vecino, celebró que ahora puede ir tranquilo a comprar algo a un kiosco, caminando desde su casa. “Desde que llegaron los policías al barrio nos sentimos más seguros, porque bajaron muchísimo los robos. Antes, para ir a un kiosco, teníamos que ir sin celular ni billetera, por  miedo a que nos roben. Estamos muy conformes con el servicio de los policías, son eficientes y cordiales con los vecinos”,  afirmó.

“En las dos cuadras del  Pasaje República, al 100 y al 200 y en una plaza que hay frente a mi casa, ya no hay robos. Con la presencia de la policía, los delincuentes ya no vienen a este lugar”, dijo sin dudar María Cazorla.