En dos meses de operativos, la Policía retuvo más de 3.800 motos

22 de Julio de 2020 Compartir: Facebook Twitter


Desde el 15 de mayo, las tareas preventivas realizadas por la Policía de Tucumán en toda la provincia dieron como resultado la detención de más de 70 personas con causas procesales y el secuestro de 50 armas. Además, se retuvieron más de 3.800 motos.

El subjefe de Policía, Rolando Gómez, explicó cómo funcionan los operativos preventivos diagramados junto al jefe de Policía, Manuel Bernachi, conforme a directivas del Ministerio de Seguridad a cargo de Claudio Maley.

“Los controles se realizan de lunes a lunes tanto en la capital tucumana como en todas las unidades regionales, y durante el día van rotando en distintos puntos, a los efectos de la prevención de todo tipo de delitos y procedimientos que derivan en la aprehensión de personas que están en conflicto con la ley”,
explicó Gómez.

En estos dos meses, tanto en los operativos de control como en la prevención general que realiza el Sistema de Emergencias 911, las Comisarías y las Unidades Especiales, llevamos más de 70 personas detenidas por causas procesales, con un número importante de armas de fuego y armas blancas secuestradas que ronda en las 50 en total. Es sumamente importante haber sacado de circulación estas armas que son usadas para cometer arrebatos, robos de motos y otros delitos menores. Gracias a esta tarea, se descubrió que disminuyeron sustancialmente las denuncias por este tipo de hechos”, destacó el subjefe.

Además, informó que fueron retenidos más 3.800 motovehículos en todo el ámbito de la provincia. “Los controles son evaluados día a día por el Departamento de Operaciones Policiales (D3) y se evalúan los análisis delictivos de las comisarías para direccionarlos a las jurisdicciones más conflictivas, con el esfuerzo de muchas áreas de la policía y con el compromiso de volcar a las calles también al personal administrativo”, agregó Gómez.

Por último, explicó las particularidades que implica la pandemia en el marco de los controles. “A nivel global la pandemia trajo aparejado un cambio en la conducta de la sociedad, con mucha irritabilidad y mucha violencia. Es por eso que se intensifican los controles los fines de semana, porque la gente sale más, hay más consumo de bebidas alcohólicas y eso exalta la inconducta y la falta de paciencia y respeto de la sociedad hacia las autoridades y normativas”, explicó. “Queremos llevarle a la sociedad el mensaje de que la policía está haciendo un gran esfuerzo y lo seguirá haciendo en pos del bienestar de todos los tucumanos”, concluyó.