“Organizando comunidades”, el proyecto que Participación Ciudadana lleva adelante a través de la solidaridad y empatía a los barrios

2 de Noviembre de 2020 Compartir: Facebook Twitter


Solidad, empatía, trabajo colaborativo, es la mirada con la que la Secretaría de Participación Ciudadana realiza distintas actividades en los barrios de Tucumán, donde el objetivo es fortalecer el tejido social y comunitario. A través del proyecto “Organizando comunidades”, que nuclea a los programas “barrios que inspiran”; “mi equipo, mi barrio”; “vínculos preventivos” y estilos de diálogos, con los que la Secretaría trabajaba durante la pre pandemia, se vieron en la necesidad de re adaptarlos al actual contexto sanitario.

 

El titular de la Secretaría, José Farhat, explicó que el trabajo consiste en activar la solidaridad entre los vecinos de los distintos barrios, donde la colaboración mutua es el nexo por donde comienzan.  “Estamos yendo al barrio Nueva Esperanza de Yerba Buena, para dejarles donaciones que vecinas del barrio Costanera enviaron para ellos, se tratan de barbijos, alcohol y otros elementos que ellos prepararon para donarles”, comentó y señaló que la próxima semana visitaran el barrio Costanera Sur.

 

Esta metodología no es la única con la que la Secretaría mantiene contacto con los vecinos, “estamos conversando con los vecinos a través de WhatsApp, haciendo trabajos preventivos, lo que tratamos es de no cortar vínculos. Estamos siempre pensando en fomentar la solidaridad entre las comunidades, al igual que la empatía, eso tenemos plasmado como premisa número uno”, indicó.

 

En esta oportunidad, las donaciones los llevaron al barrio Nueva Esperanza, conocido por muchos como “Ciudad Oculta”, concepto que buscan resignificar, “nosotros queremos desmitificar ese concepto y ya denominarlo definitivamente como Nueva Esperanza, eso permite tener otra mirada. Entre las donaciones que las vecinas de la Costanera enviaron, también confeccionaron juguetes de tela y otras cosas que ellos juntaron para donar”.

 

En este sentido, Farhat resaltó la importancia de las actividades que llevan adelante, “en todo esto lo más importante es que estamos generando la solidaridad entre barrios, trabajando desde esa mirada para que esto nos permita en tiempos difíciles, seguir poniendo conceptos como solidaridad, empatía, el pensar en el otro y en esto de cuidarnos nosotros y ayudar a cuidarse al otro. Esto también nos permite construir una red solidaria, que los vecinos vean que no están solos, sentirse acompañados y que el Estado, a través de la Secretaria de Participación Ciudadana, está presente en estos tiempos, los visita, mantenemos el contacto telefónico y también estamos brindándole información de que hacer y donde acudir con temas que están relacionados con violencia, violencia de género, relacionado al uso de la tecnología y a la exposición de los chicos, a temáticas como la trata de persona y que sepan que cuentan con la Secretaria”.

 

Estas acciones, la situación de emergencia y las nuevas miradas llevaron, además, a que dicha área se adapte con un contexto diferente y con herramientas innovadoras para sostener no solo estos vínculos sino también a manejar las diversas situaciones que fueron surgiendo a causa de la pandemia. “Estamos trabajando en un terreno virtual, invitándolos a las actividades que tenemos en ese territorio digital. Ya han participado vecinos de la Costanera y Manantial Sur a través de nuestra Escuela de Ciudadanía, cuando hicimos el colaboratorio de Covid y convivencia, incluso muchos de ellos fueron expositores, entonces no solo tenemos la versión presencial o mantenemos el contacto telefónico, sino que también están participando de espacios colaborativos y de formación como es la Escuela de Ciudadanía. Todo esto está ligado, nosotros trabajamos con la teoría sistémica que significa que las tracciones se van encadenando y forman parte de un sistema donde ese vecino está en contacto con nosotros telefónicamente, conoce nuestras actividades a través de las redes sociales, visitamos presencialmente llevando una propuesta de trabajo sobre solidaridad y empatía para fortalecer nuevos hábitos que desmonten la violencia en los barrios y también ellos participan de actividades informativas y de experiencia con nuestra escuela de ciudadanía”, afirmó.

 

El trabajo en los barrios se realiza puerta a puerta donde previamente coordinan la visita con un contacto, en este caso con la “cocina comunitaria”, “nosotros les dejamos las donaciones y ellos se encargan de fraccionar y repartir entre los vecinos, no hacemos reuniones con gente porque está prohibido, respetamos todas las medidas de bioseguridad, el distanciamiento y el uso de tapabocas. Estamos conectados telefónicamente”, señaló.

 

Estos barrios no son los únicos con los que se vinculan, el titular de la Secretaría, invitó a todos aquellos barrios que quieran sumarse pueden hacerlo, comunicándose a través de sus redes sociales, Facebook, Twitter e Instagram.

 

En resumen, las actividades de la Secretaria caben resaltar el trabajo pre pandemia con los distintos programas que llevaron a los barrios vulnerables, el trabajo durante la pandemia y finalmente el que necesita la sociedad en estos tiempos, de solidaridad y empatía, estos dos conceptos volcados en la práctica de cada lugar donde visitan, a través de donaciones, colaborándose entre sí.