Quema de caña y pastizales: “No hay incendios espontáneos”

30 de Septiembre de 2020 Compartir: Facebook Twitter


El titular de Defensa Civil, Fernando Torres, sostuvo que continúa la preocupación por la quema de caña y pastizales en la provincia, por lo que refuerzan los operativos de combate de siniestros.

Durante una entrevista desarrollada por La Gaceta Play, el funcionario dijo que la Provincia integra el Sistema Nacional de Manejo del Fuego y que tiene una brigada forestal de alcance federal por acuerdo con Nación: “Tucumán tiene por sus características productivas vinculadas a la caña de azúcar, una gran cantidad de focos de fuego que se producen en una pequeña superficie comparada con otras provincias. Esto se puede observar a través de satélites”.

Agosto y septiembre fueron los meses donde estacionalmente ocurren estos siniestros: “pero este año, como se vio en toda la región, desde el centro hacia el noroeste, fue atípico por las condiciones meteorológicas: baja humedad, altas temperatura y fuertes vientos”.

defensa civil

Sobre la quema registrada en la provincia, observó: “No hay incendios espontáneos. Todos son de alguna manera generados por el hombre. Ya sea por negligencia o con intencionalidad”.

Defensa Civil integra un equipo con otros organismos del Estado: “tenemos la terea de recibir las denuncias y acudir a los lugares para controlar incendios con el apoyo de la Policía y Bomberos. Hay otras áreas como la Secretaría de Medio Ambiente que a través de Fiscalización Ambiental labra actas ya que la quema está penada”.

Cómo se deben realizar las denuncias 

A su vez, comentó que se trabaja en el cumplimiento riguroso de las normas ambientales junto a la Policía Ecológica que recorre las zonas de incendios: “la verdad que es muy difícil el control, si no se toma conciencia. Es muy fácil generar un incendio en estas condiciones. Más allá de que se puede investigar, es muy difícil encontrar al culpable. Nosotros recibimos las denuncias pero no se indican a los responsables”.

Señaló que es importante que los ciudadanos denuncien las quemas al número de emergencias 103 e indiquen quiénes serían los responsables. Estos archivos quedan registrados en una base de datos segura.