Se entregó el tercer sospechoso de un robo a mano armada ocurrido en Yerba Buena

17 de Noviembre de 2020 Compartir: Facebook Twitter


Cercado por las distintas medidas de allanamientos y el secuestro de un arma de fuego, un menor se entregó este lunes en la sede policial de la Unidad de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos de Yerba Buena.

 

Se trata de “Matute”, de 16 años, quien es el tercer sospechoso de un robo a mano armada ocurrido en octubre pasado en una vivienda ubicada en las inmediaciones del Camino de Sirga, de la ciudad de Yerba Buena.

 

El menor habría integrado la banda de al menos cinco delincuentes que cometió el violento asalto. “Rafita”, de 22 años (foto), y otro joven de 26 años, quienes simularon ser empleados policiales para ingresar al domicilio, ya se encuentran detenidos en la causa. “Ambos tienen antecedentes policiales y penales por robo, violencia de género y contravenciones”, afirmó el Jefe de la Unidad Especial de investigación de Yerba Buena, Lidoro Vizcarra.

 

En tanto, el menor fue puesto a disposición del Juzgado de Menores y la Defensoría de Menores. En consecuencia, desde el Juzgado ordenaron que se realice un examen médico en el Hospital Avellaneda y luego sea alojado en el Centro de Admisión y Derivación (CAD).

 

El hecho ocurrió el 28 de octubre pasado, cuando al menos cinco delincuentes ingresaron en forma violenta a la vivienda de una mujer, en calle Las Lanzas al 1.600, simulando ser empleados policiales que cumplían una orden de allanamiento. Así, redujeron a la víctima y a su cuñado. Les sustrajeron $70.000, celulares y una tablet. Luego se fugaron en un automóvil blanco y una motocicleta gris hacia el Barrio 2 de Septiembre.

 

Tras la denuncia de la mujer, los efectivos de esta Unidad especial iniciaron una intensa investigación que arrojó como resultado la detención de dos de los sospechosos y el secuestro de una pistola calibre 9 milímetros y de elementos útiles para avanzar en la causa. Fue en el marco de cinco allanamientos que realizaron los efectivos en el Barrio 2 de Septiembre. Las medidas judiciales, ordenadas por el juez penal Ernesto Lammoglia, se cumplieron con el apoyo del Grupo Cero, Infantería y Motoristas de Yerba Buena, el 5 de noviembre pasado.