Seis mujeres policías son protagonistas en áreas de la fuerza

14 de Agosto de 2020 Compartir: Facebook Twitter


Dentro de la Policía de Tucumán, varias mujeres se destacan por su gran entrega y compromiso, por lo que encabezan importantes áreas de la fuerza. Seis de ellas comandan actualmente diferentes divisiones, comisarías y unidades especiales con funciones muy diferentes entre sí, pero las une el mismo nivel de dedicación y vocación de servicio.

Las policías que hoy desempeñan roles de jerarquía fueron instruidas en la Escuela de Policía por los actuales jefe y subJefe de la fuerza Manuel Bernachi y Rolando Gómez, cuya gestión brinda apoyo y acompañamiento constante al crecimiento y desarrollo del rol de la mujer en la fuerza, con el objetivo de alcanzar una mayor equidad.

Entre las mujeres más destacadas de la institución y que son egresadas de la primera promoción de mujeres de la Escuela de Policía General San Martín, se encuentran la comisario Valeria Giménez Hernando, jefa de la División de Delitos Contra las Personas, y la subcomisario Juana Estequiño, segunda jefa de la División Homicidios, ambas divisiones pertenecientes a la Dirección General de Investigaciones Criminales.

Por otro lado, también resalta el desempeño de la subcomisario María del Carmen Sánchez, primera mujer a cargo de una Unidad Especial como es la Patrulla Motorizada de Yerba Buena, y de la subcomisario Noelia Roldán, quien está al mando del Puesto Fronterizo de Cabo Vallejo al norte de la provincia.

Otras dos mujeres destacadas son la subcomisario Gilda Villagra, egresada de la segunda promoción de oficiales femeninas graduadas, quien se desempeña en la jefatura de la Comisaría de Yerba Buena y la oficial subayudante Agustina Lazarte, líder de la Guardia del Cuerpo de Infantería Capital Femenino, denominado “Atheneas”.

Ninguna de ellas tuvo un comienzo fácil en su paso por la institución y afirman que en un inicio les fue necesario imponerse y enfrentar las dificultades que se les presentaron. “Mis inicios fueron duros, pero fueron desafíos que como mujeres fuimos sobrepasando, y hoy estoy agradecida y orgullosa de que varias estamos ocupando lugares importantes”, recordó la subcomisario Gilda Villagra.

Recuerdan con nostalgia y alegría todas las etapas de crecimiento que atravesaron para convertirse en lo que son. “Esta institución que amo me dio muchísimas satisfacciones y oportunidades, así que quiero seguir creciendo profesionalmente para poder brindarle un mejor servicio a la comunidad y para eso es necesario que todos nos sintamos comprometidos con nuestras correspondientes tareas. Como mujer es importante que hoy podamos trabajar al lado de nuestros compañeros como iguales y, así, poder seguir progresando en conjunto como sociedad”, relató con orgullo la comisario Giménez Hernando, quien el año pasado se recibió además de Licenciada en Seguridad Pública.

La oficial subayudante Lazarte, se encuentra al frente del primer grupo operativo de contención femenino, formado en el 2019. “Fuimos capacitadas intensamente para enfrentar los diversos conflictos que hay en la provincia, y desde esa perspectiva deseo que todas las mujeres que están en esta profesión puedan desarrollarse a pleno”, expresó.

Por otra parte, la subcomisario Sánchez resaltó el apoyo y acompañamiento que tienen desde la Jefatura de Policía para su crecimiento. “Creo que, bajo las normativas del Ministerio de Seguridad y con el apoyo de los jefes de la institución, las mujeres policías podemos seguir engrandeciendo a la fuerza policial para brindar a la sociedad lo que necesite”, reflexionó.

Como un mensaje para las nuevas generaciones, la subcomisario Estequiño expresó: “Las mujeres que deseen integrar la fuerza policial tienen que tener una real convicción, porque en esta carrera se deja mucho de lado. Es necesario que estén seguras de su decisión y las satisfacciones que recibirán a cambio serán hermosas”.