Vecinos forjaron un vínculo de cooperación con policías

11 de Enero de 2021 Compartir: Facebook Twitter


“Se creó un vínculo con los policías que recorren las calles. Estamos atentos a si necesitan algo porque son parte de nuestra comunidad y arriesgan su vida por protegernos”, destacó una de las vecinas del Barrio Juan B. Terán, uno de los que ya experimenta los cambios logrados desde la aplicación del Programa Cuadrantes de Patrulla, impulsado por el ministro de Seguridad Claudio Maley, siguiendo las directivas del gobernador Juan Manzur para combatir la inseguridad.

 

Rosa Sosa, representante de los feriantes que comercializan sus productos en la plaza del barrio, señaló varios cambios desde que se implementó el programa. “Los policías son excelentes, recorren las plazas y las calles y siempre que se los necesita colaboran, por eso quiero felicitarlos. Yo me siento segura porque los tenemos aquí todos los días y se han notado muchos cambios y disminución de robos. Los vecinos y comerciantes estamos aprendiendo a trabajar en conjunto con ellos porque no solo nos cuidan, también se forjó un vínculo de amistad y cooperación”, expresó.

 

 

Otra de las vendedoras de la feria, Lucrecia Suárez, explica que la presencia policial resultó fundamental para poder realizar su trabajo y que notó un cambio en el estado de ánimo general de los vecinos. “Yo llego a las 7 de la mañana, y ellos ya están aquí garantizando que podamos trabajar tranquilos. En este barrio se vivieron hechos muy feos, pero ahora vemos que las mujeres salen a caminar tranquilas, muchas personas vienen a hacer ejercicio en la plaza, los niños pueden circular. Esto nos benefició a todos”, agradece.

 

“Desde que empezaron a andar en el barrio se sintió su presencia porque disminuyó el miedo que sentíamos. Amedrentaron a los delincuentes y ahora no vemos de forma constante arrebatos y robos peligrosos”, contó Fanny Fernández, una vecina cuya familia fue víctima de varios asaltos.

 

El Comisario Principal Walter Giménez, responsable de recursos humanos del Programa de Cuadrantes de Patrulla, destacó y agradeció la buena predisposición de los vecinos. “Llevamos casi tres meses trabajando en el Barrio Terán y sus inmediaciones, teniendo presencia policial donde era poco habitual antes. El nivel de aceptación de los vecinos sobre nuestras tareas de prevención y seguridad es muy bueno, se generó un vínculo entre los empleados de parada y la gente de la comunidad”, expresó sobre el programa aplicado bajo instrucciones del ministro y el Jefe de Policía, Comisario General Manuel Bernachi.

 

“La misión del programa es descentralizar las tareas que se desarrollaban en macro y microcentro de la capital y llevarlas hacia los barrios del Gran San Miguel de Tucumán. Los robos y arrebatos han disminuido significativamente y la situación está controlada”, detalla Giménez y recuerda los beneficios de tener al personal en el lugar de forma activa.

 

“El tener desplegados a los efectivos en los diferentes cuadrantes en los que está estratégicamente dividida la ciudad, el nivel de respuesta es más rápido y efectivo, por lo que el personal intervino no solo en asaltos sino también en casos de violencia doméstica o violencia de género. Además, la labor no se basa solo en prevención, si no que a veces advertimos situaciones de índole municipal y podemos gestionar respuestas con otras entidades que también hacen al servicio público”, agrega.